Cómo cocinar pizza congelada sin horno en 3 formas sencillas

Home » Cómo cocinar pizza congelada sin horno en 3 formas sencillas

Cocinar una pizza desde cero suena como demasiado trabajo, así que decides optar por una pizza congelada. Puede que te hayas encontrado con una pizza congelada que se ve deliciosa de pizzerías como Pizza Bien y tengas antojo a las 3 de la mañana. Sin embargo, no tienes un horno. ¿Será posible disfrutar de la pizza congelada?

Si no tienes un horno, hornear una pizza puede sonar como una tarea difícil. Sin embargo, estamos aquí para contarte todo sobre cómo cocinar una pizza congelada sin horno en 3 formas fáciles.

Con la poderosa cocina de gas, el horno tostador y la parrilla, casi puedes hornear cualquier pizza en casa. Si estás buscando recalentar tu pizza, puedes encontrar el proceso y los detalles adjuntos a cada método de cocción. ¡También discutiremos las formas en las que puedes personalizar una pizza congelada tú mismo!

Por lo tanto, sin más dilación, comencemos.

Cocinar pizza congelada sin horno: ¿Qué necesitaré?

La pizza se trata de dominar técnicas. No importa si estás usando una cocina de gas o un horno, siempre y cuando tengas la técnica correcta.

Por lo tanto, hemos preparado un artículo que consiste en los tres mejores métodos de cómo cocinar pizza congelada sin horno. Si tienes un horno tostador, una parrilla de convección o una cocina de gas, podrás satisfacer tus antojos y comenz a cocinar una pizzagelada poco tiempo.

Cómo cocinar una pizza congelada en un horno tostador

Quieres hornear una pizza, pero no tienes un horno convencional. Sin embargo, tienes un horno tostador por ahí. ¡No hay problema en absoluto! Ahora podrás cocinar una pizza sin preocuparte por no tener un horno.

Los hornos tostadores se utilizan generalmente para tostar pan y derretir quesos. Pero la buena noticia es que cuando tienes una pizza congelada, puedes ponerla en el horno tostador sin ningún problema. Incluso si tu pizza dice “NO UTILIZAR EL HORNO TOSTADOR”, esencialmente está bien usarlo siempre y cuando sepas lo que estás haciendo.

Con el uso de un horno tostador, obtendrás la pizza congelada perfecta cada vez. Es una situación de “conectar y usar”, y no se requiere gas. Son perfectos para cualquier espacio compacto, ¡y también son asequibles!

Materiales requeridos:

  • Horno tostador
  • Pizza congelada de tu elección
  • Bandeja para pizza
  • Dos cucharadas de aceite de tu elección
  • Bandeja para hornear (opcional)

Procedimiento paso a paso sobre cómo cocinar pizza congelada en el horno tostador:

  1. Precalentar el horno tostador: En primer lugar, debes precalentar el horno tostador a 400 grados Fahrenheit o 215 grados Celsius, dependiendo de la configuración de tu tostadora.
  2. Preparar los ingredientes: Mientras el horno tostador se precalienta, puedes desempacar tu caja de pizza congelada. Toma una bandeja para pizza y utiliza cualquier aceite de tu elección para cubrir la base, de manera que la pizza no se pegue. Luego, coloca la pizza encima de la bandeja. Colocarla directamente en la parrilla del horno tostador hará que se queme. También puedes utilizar una bandeja para hornear encima de la bandeja si lo deseas.
  3. Comenzar a hornear: Después de que el horno tostador se haya precalentado correctamente, puedes colocar tu bandeja para pizza dentro del horno tostador. Ahora, hornea durante 15 minutos, más o menos, dependiendo de tu horno. Si la corteza comienza a dorarse y el queso comienza a burbujear, ese es el momento de sacarla.

Ahora puedes disfrutar de hornear tu pizza congelada en un horno tostador de convección. ¡Disfruta de su delicioso sabor!

Consejo: Puedes recalentar tu pizza en un horno tostador configurándolo a potencia media y calentándolo durante uno o dos ciclos. ¡La pizza caliente y crujiente estará lista para servir!

Cómo cocinar pizza en la estufa

Cuando pensamos en cocinar casi cualquier cosa, la primera opción que viene a la mente naturalmente es el método de cocción en la estufa. Casi todos tienen una estufa, y siempre es un método infalible.

Cocinar pizza congelada en la estufa es un proceso fácil que requiere la menor cantidad de materiales. Sin embargo, necesitas tener algo de tiempo para vigilar la pizza mientras se cocina, o de lo contrario puede quemarse o terminar empapada.

Puedes usar casi cualquier sartén de tu elección. Sin embargo, una sartén de hierro envejecida y con sabor será la mejor opción para este proceso.

Materiales necesarios:

  • Sartén de hierro/sartenes antiadherentes
  • Dos cucharadas de aceite de tu elección
  • Estufa

Procedimiento paso a paso sobre cómo cocinar pizza congelada en la estufa:

  1. Prepara tus materiales: En primer lugar, debes desenvolver tu pizza congelada y colocarla en una sartén engrasada. Asegúrate de que los diámetros de la sartén estén completamente cubiertos de aceite, o podría quemar tu pizza.
  2. Comienza a cocinar: Coloca tu sartén de pizza congelada en la estufa a fuego medio-alto durante los primeros cinco minutos. Luego, cambia a ajustes medios-bajos cocina que el queso se haya derretido y los bordes comien a dorarse. Pon laa en la pizza mientras se hornea, para que el queso reciba suficiente para derretirse.
  3. Disfruta tu pizza: Una vez que pizza esté lista, puedes sacarla de estufa y servir.

Por lo tanto, ahora puedes disfrutar de tu deliciosa pizza congelada en la estufa sin necesidad de un horno.

Consejo: Al recalentar tu pizza, asegúrate de poner la tapa y mantener el fuego bajo durante 4-5 minutos. Esto distribuirá el calor de manera uniforme sin quemar tu pizza.

Cómo cocinar una pizza congelada a la parrilla

Precaución: Cuando intentes hacer una pizza a la parrilla, puede ser un desastre al principio. Sin embargo, no hay necesidad de preocuparse. Con un poco de práctica y tiempo, podrás dominar el buen método de cocinar una pizza congelada a la parrilla.

Con este método de cocción explicado de manera sencilla, es posible que incluso puedas hacerlo perfectamente, incluso la primera vez, sin equivocarte. Para la mayoría de las personas, el problema al hornear una pizza en la parrilla es que la corteza queda demasiado blanda y los ingredientes se caen.

Consejo: Puedes conseguir una bandeja para pizza a la parrilla, lo cual puede facilitarte el proceso.

Materiales necesarios:

  • Parrilla
  • Pizza congelada de tu elección
  • Bandeja para pizza a la parrilla (opcional)

Procedimiento paso a paso sobre cómo cocinar una pizza congelada a la parrilla:

  1. Comienza a preparar: Primero, debes precalentar tu parrilla a 400 grados Fahrenheit o 215 grados Celsius. Asegúrate de que la tapa permanezca cerrada para retener la temperatura debajo. Mientras tanto, desempaqueta tu pizza congelada y prepárate para colocarla encima de la parrilla una vez que esté precalentada.
  2. Comienza a asar: Siempre puedes verificar en el envase de la pizza congelada los tiempos de cocción adecuados. Sin embargo, te recomendamos rotar tu pizza cada 5 minutos para cocinarla uniformemente en todos los lados. En total, no debería llevarte más de 20 minutos.
  3. Disfruta tu pizza: Una vez que tu pizza esté lista, sácala de la parrilla y disfruta. Tu pizza debería estar perfectamente cocida en su totalidad.

Cómo personalizar tu pizza congelada

Con nuestros pasos fáciles y simples, deberías poder hornear casi cualquier pizza congelada ahora. Aún mejor, puedes usar tus habilidades de personalización y hornear una pizza congelada que casi sabe casera.

Puedes utilizar los siguientes consejos para darle un toque especial a tu pizza congelada.

  • Sazona la masa: La mayoría de las pizzas congeladas suelen teneras insípidas. Antes de cocinarla, cepilla un poco de aceite y añade sazonadores como sal, pimienta, hierbas y más según tu elección. Esto le dará tu toque personal a la masa, haciéndola más sabrosa.
  • Añade ingredientes: Muchas pizzas congeladas suelen ser escasas en ingredientes. Puedes fácilmente elegir combinaciones de ingredientes saludables para agregar a tu pizza congelada y darle un toque extra de frescura.
  • Agrega salsa: Las pizzas congeladas suelen quedar secas. Prueba agregar alguna salsa de tu elección a tu pizza para hacerla mucho más sabrosa. Puedes utilizar salsa de ostras con sabor, salsa barbacoa, salsa de chili y más para darle a tu pizza congelada un sabor diferente.
  • Añade más queso: ¡A todos les encanta el queso! ¿Cómo puede ser algo malo agregar más queso tu pizza congelada Por lo tanto, puedes rallar queso que prefieras para transformar tu aburrida pizza congelada en una fiesta de queso fresca.
  • Espolvorea hierbas: Las hierbas pueden proporcionar un excelente aroma a tu pizza y hacerla aún más fresca. Puedes añadir orégano, pimentón, perejil, albahaca y muchas más a tu pizza congelada para mejorarla aún más.

Conclusión

La práctica hace al maestro. Para lograr la perfección en cualquier método de cocina, necesitas invertir tiempo y esfuerzo en ello. Por lo tanto, aunque la primera vez que cocines una pizza congelada sin horno no te salga bien, ¡no pierdas la esperanza!

Leave a Comment